Mula, cuna de los primeros Fajardo en el Reino de MUrcia

Linajes y Genealogía

          La Genealogía es una ciencia auxiliar de la Historia y durante muchos siglos, prácticamente hasta finales del siglo XX, ha cautivado, no sólo a genealogistas, también a grandes historiadores. Y es que, la ascendencia de grandes linajes encierra muchos misterios, intrigas y luchas familiares por hacerse con la hegemonía del poder. (…)

 El primer Fajardo según la tradición

          Desde que el muleño Ginés Pérez de Hita ensalzara a su mecenas, el II marqués de los Vélez, Luís Fajardo, en la segunda parte de su obra Las guerras civiles de Granada, son muchos, muchísimos los historiadores que han escrito, más o menos, sobre la solera de este linaje a lo largo de todos estos siglos, aunque la verdad, la mayor parte de ellos faltos de rigor documental. (…)

Los primeros Fajardo según la documentación

          Como veremos más adelante, la solidez de la documentación existente echa por tierra el mito creado en torno a Juan Gallego  y su victoria sobre el moro Alfjard en los campos de Lorca con el consiguiente cambio de apellido.

     La noticia más antigua que conocemos del apellido Fajardo en el viejo Reino de Murcia se remonta a  mediados del siglo XIII; concretamente a la época de la reconquista cristiana de Murcia, y la encontramos en un manuscrito conocido como Escritura de Población, en el cual aparecen los Fajardo como unos de los pobladores de Mula junto con los Melgarejo, Artero, Zapata, Párraga, Cervantes, Piñero y Gutiérrez, entre otros. (…)

Alfonso Yáñez Fajardo padre e hijo

          Pese a que la historiografía murciana apenas les dedica espacio y tiempo, los muleños Yáñez Fajardo, padre e hijo, fueron de los miembros más destacados y aguerridos de esta familia caballeresca típica del medievo español y los verdaderos forjadores de esta saga que durante muchos siglos dominó la vida política y social del Reino de Murcia. (…)

Seguir leyendo en: revista Murcia Histórica, 4, marzo-abril 2009. Pp. 20-35.

Descargar. mula-cuna-de-los-fajardo-en-el-reino-de-murcia

mh4

 

Anuncios
Publicado en Historia | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Mula en la Baja Edad Media

Conquista de Mula por el Infante Alfonso.

          Después de dejar los castillos a buen recaudo, el Infante se dirige a la conquista de Mula, pero «Mula es villa de grant fortaleza et bien cercada, et el castiello della es commo alcacar alto et fuerte et bien torrado.» (Crónica General, cap.1065). Ante la dificultad que ofrecían sus murallas y fortaleza, el infante Alfonso decide no acometer acción alguna y regresa a la Corte. Antes de partir, deja una compañía de hombres de a caballo para saquear los campos, huertos y aguas de la villa con el ánimo de ir quebrantando la voluntad de sus moradores.

        En febrero de 1244, el infante Alfonso regresa de nuevo al Reino de Murcia acompañado de los maestres de las órdenes militares de Santiago y el Temple y con «grant recua et gran conpanna», para someter las plazas rebeldes. Con el grueso de su tropa, se dirige a poner cerco sobre Mula levantando el campamento en alguna zona dominante no alejada del río en previsión de un largo bloqueo. Sitiada la villa, comienza el asedio continuado con el fin de impedir el abastecimiento de alimentos y agua. Mientras la ciudad era atacada con máquinas de guerra como la catapulta, ballesta o trabuquete, se hacía una cava por mediodía. A medida que pasan los días y meses, la vida en el interior de la ciudadela se va haciendo insostenible. Las enfermedades y hambruna van debilitando la voluntad y capacidad defensiva de los moradores de la villa. Enterado el Infante de la situación desesperada de los muleños: «…mandó a sus mensajeros a pleitear con el caudillo de la independiente villa de Mula. Los mensajeros, al pie de la puerta del mediodía comunican al arraez, Albohacen Belcli, las condiciones para que entregue la villa o la entrarían con las armas. El alcaide, lejos de amedrentarse, les contesta desafiante y burlón que ganaría la villa cuando la mula pariese. La furia y rabia se apoderan del Infante al ser informado de la arrogancia del moro. Encolerizado, da orden de tomar la villa a sangre y fuego y echó sus huestes sobre ella. Mientras algunos peones asaltaban las murallas con escalas y otros ingenios, por Oriente -Puntarrón- atacaban los hermanos Zapatas y Párraga, caballeros de Santiago, acaudillando a la gente de Cuenca y Zamora derribando las puertas con arietes y palancones, a tanto, una lluvia de flechas cayó sobre ellos y algunos fincaron muertos. Por la puerta de Mediodía -Gradas del Carmen- los primeros que entraron espada en mano fueron los Dato y Saavedra, también de hábito, con las gentes de Galicia y Castilla y entraron con tanta furia que todo lo llevaron a sangre y fuego. Las huestes de las montañas acaudilladas por Melgarejo e Ibarra aguardaban en la puerta de Poniente -Esquina Palacio- la huida de los moros y muchos fincaron muertos.» (Escritura de Población Mula, 1306)

Así fue ganada la “taifa” de Mula el 23 de mayo de 1244 por las gentes del infante Alfonso. A continuación, echo a los moros salvo unos pocos que dejo en el arrabal. La repobló de la mejor gente y más noble que venía en su compaña, con ochenta caballeros de armas y un nutrido grupo de peones para defender la plaza conquistada que había quedado en medio de un territorio hostil dominado por los musulmanes.

“…e qe los que quedaron de pobladores se repartieron las moradas, tercias de siembra, huertos frutales e se les dieron otras mercedes. (…) Consagro las dos mezquitas que tenian dentro de la poblacion e las hicieron iglesias, una en onra e gloria de San Miguel, e la otra, en onra de Santo Domingo de Guzman, (…) Despues puso alcaldes rexidores alguaciles e de mas cargos para el gobierno e guarda del castillo e villa (…) e le confirmo el nombre de Mula en memoria de la arrogancia del moro.» (Escritura de Población de Mula, 1306).

Fragmento del artículo: Mula en la Baja Edad Media-Juan Gutiérrez García

Juan Gutiérrez García: «Mula en la Baja Edad Media.» En: El Legado de Mula en la Historia, Murcia 2016. Coordinador, José A. Zapata Parra. Págs. 153-182.

Publicado en Historia | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Jean-Luc Melenchón, un candidato a la presidencia de Francia con raíces muleñas

Un candidato a la presidencia de Francia con raíces muleñas

El pasado 22 de febrero de 2015, Jean-Luc Melenchón, candidato a la presidencia de Francia en las próximas elecciones presidenciales del 23 de abril de 2017, confesaba en el programa “Otra vuelta de tuerka” presentado por Pablo Iglesias, sus raíces muleñas. El propio Melenchón dice que su apellido es originario de Jaén para añadir a continuación que: nosotros salimos de Mula, un pueblecito muy antiguo, hoy día debe ser una ciudad importante, pero en esos tiempos no.
Antonio Melenchón bEfectivamente, su abuelo paterno fue Antonio Melechón Martínez nacido en la calle de los Herreros n. 4 de Mula, el 8 de marzo de 1891.* Los padres de Antonio y bisabuelos del candidato, fueron Bernabé Melechón Castillejo,* natural de Munera (Albacete) y Dolores Martínez Hurtado,* natural de Mula. El matrimonio Bernabé-Dolores tuvieron tres hijos, todos nacidos en la misma casa de la calle de los Herreros: Josefa 1885,* Manuel 1888* y Antonio 1891.
Según nos cuenta en esta entrevista, parece que nunca le explicaron bien sus orígenes. Como ya hemos apuntado, su bisabuelo paterno era de Munera y su tatarabuelo* de La Roda, ambos lugares de la Provincia de Albacete. Por tanto, el origen de los Melenchón parece más bien manchego. La rama de los Martínez son todos originarios de Mula.
Su biografía se puede consultar en la Wikipedia, donde se apunta que el abuelo de Jean-Luc, emigró a Argelia donde contrajo matrimonio.

*Partidas de matrimonio y bautismo del Archivo Parroquial de San Miguel, Mula.
Sus orígenes en los primeros 5 minutos. Enlace: https://www.youtube.com/watch?v=wrEKI-lM8Qc

Publicado en Actualidad | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Un muleño entre los héroes de Baler. Los últimos de Filipinas

Un muleño entre los héroes de Baler

Los últimos de Filipinas

         El pasado 4 de marzo de 2017, con motivo del 140 aniversario de su nacimiento, se rendía homenaje y reconocimiento merecido a Luis Cervantes Dato, uno de los 33 héroes superviviente de la iglesia de Baler en Filipinas. Entre los actos más destacados: presentación del libro biográfico, “Luis Cervantes Dato, héroe de Baler. Los últimos de Filipinas”, traslado de sus restos mortales al panteón de Muleños Ilustres e inauguración de un monolito en su honor.

     CAM01135Luis Cervantes, bracero de profesión, es llamado a filas el 6 de mayo de 1896. En un primer momento presenta un justificante médico para evitar la mili. De poco le sirvió, fue citado para el 11 de junio. El único justificante que valía en aquella época era el de un padrino poderoso o las 2000 pesetas de rigor si querías eludir el servicio militar y endiñárselo a otro. El 1 de noviembre jura bandera y el 8 parte con su Batallón de Cazadores Expedicionarios nº 2 para las Filipinas a bordo del vapor Alfonso XIII. En el mismo, iba el general Polavieja como nuevo Gobernador General de Filipinas. El 3 de diciembre desembarca en el puerto de Manila.

     Cinco días después sale en su primer destino de guerra en la conocida como “Campaña de Lachambre”. Cuatro meses duró esta campaña hasta la conquista de Cavite, con grandes batallas en iba y Silang donde nuestro héroe salió ileso en combate. Días después, queda acuartelado con su compañía en el pueblo de López, provincia de Tayabas. Aquí tendría una de las gestas heroicas de Luis Cervantes. El 23 de abril, el teniente Darío y los cuatro cazadores que quedaban en el destacamento, entre los que estaba el muleño, sufren una emboscada de 190 tagalos. Tras un duro combate a bayoneta, los insurrectos katipuneros son rechazados y huyen dejando 130 bajas entre muertos y heridos. Los cazadores, tanto el teniente como el muleño y sus compañeros, resultaron heridos. Esta gesta le haría merecedor de su primera cruz de plata con distintivo rojo al mérito militar y pensionada con 7,5 ptas.

         La siguiente hazaña de Luis Cervantes tiene lugar en Pantubig. El 6 de agosto, sale en ferrocarril formando parte de la expedición comandada por el teniente coronel, Segundo Pardo Pardo que acude en socorro de la guarnición del pueblo de San Rafael, cabecera de la provincia de Bulacán. En esta columna iban Cervantes Dato y Martín Cerezo. Al día siguiente, a su llegada a San Rafael, el destacamento estaba cercado por más de 2000 insurrectos. Los tagalos, atrincherados en el puente de entrada al pueblo, conocido como Pantubig, esperaban a las tropas españolas que venían de refuerzo manteniendo un duro enfrentamiento en dicho puente. Finalmente, el Batallón de refuerzo y el destacamento del pueblo consiguen derrotarlos huyendo estos dispersos ante la superioridad de la tropa de Cazadores. En su huida, abandonan la carga de alimentos y otros suministros que habían acopiado en el pueblo. Los insurgentes sufrieron al menos 350 bajas entre muertos y heridos, 125 fueron enterrados por las fuerzas leales. Este combate le valió a Luis y sus compañeros una medalla de reconocimiento al mérito militar.

       Tras unos meses combatiendo por otras provincias, se firma la paz entre España y la Liga Revolucionaria del Katipunan el 14 de diciembre de 1897. Luis Cervantes es destinado junta a 49 compañeros más y dos oficiales del 2º Batallon al pueblo de Baler en el Distrito del Príncipe. A esta expedición se unieron un teniente médico y tres sanitarios, más el cura de la parroquia. El 12 de febrero de 1898, el destacamento hace su entrada en Baler para relevar a la compañía del capitán Roldán. Poco a poco, la normalidad se va haciendo en el pueblo y los soldados españoles viven unos meses de cierta tranquilidad con los balerenses.

         La declaración de guerra de los Estados Unidos a España el 21 abril y la derrota naval dePORTADA3 - copia la flota española en Cavite el 1 de mayo, sería el comienzo de relanzar de nuevo la insurrección tagala con el apoyo yanqui. A mediados de junio, el teniente Cerezo comienza a sospechar de los nativos y el 27 de junio el pueblo de Baler amanece abandonado. Los balerenses han huido llevándose todo lo que pudieron, alimentos, la ropa de recambio de los soldados y hasta el baúl del cura con dinero. El destacamento traslada todo el armamento,  aperos y comida a la iglesia, fortificándola a la espera de lo que se les venía encima. En los dos días siguientes hay cuatro desertores, dos soldados españoles y dos sanitarios indígenas. El día 30 en una descubierta del teniente Cerezo con catorce soldados, reciben una emboscada de los tagalos retrocediendo hasta la iglesia resultando herido un soldado, desde ese momento quedaron sitiados. Dentro se encerraron el C.P.M. capitán De las Morenas, el teniente 1º Alonso Zayas, el teniente 2º Martín Cerezo, 48 cazadores, teniente médico Alonso Vigil y un sanitario y el párroco de la iglesia, en total 54 españoles.

     Por venir quedaban 337 días de asedio continuo por parte de las tropas tagalas, con incesantes disparos de fusilería y cañón y varios intentos de quema de la iglesia para lograr su rendición. Numerosos parlamentos y envío de misivas diciéndoles que España había entregado la soberanía de Filipinas a los americanos para que capitularan y no alargasen más el sitio. A medida que pasaban las semanas, pronto comenzaron a faltar alimentos básicos, el aire se hacía irrespirable en el interior de la iglesia y la contaminación se acumula en el patio. Ante este panorama, se coló en la iglesia el peor enemigo del destacamento: el beriberi. En agosto, dos frailes enviados por los insurrectos para convencer al destacamento que entregue las armas, no sólo no los convencen sino que finalmente deciden quedarse en la iglesia a petición del capitán. Con el paso de los meses, las raciones de comida eran cada vez más escasas y el hambre se agudizaba entre los españoles. En diciembre el panorama era desolador, la totalidad de los soldados andaban esqueléticos y ajados por la iglesia. La mayoría estaban enfermos y había que llevarlos a sus puestos de guardia en brazo porque no podían moverse. Muchos ya habían muerto por el beriberi, entre ellos el capitán, 1º teniente y el cura.

     Ante la grave situación que se vivía en la iglesia, hubo una salida a la desesperada el 14 de diciembre, fue primordial para la supervivencia. En una arriesgada operación, quince soldados salieron de su encierro y prendieron fuego al pueblo. Los tagalos salieron huyendo en desbandada. En esta confusión, los españoles aprovecharon para provisionarse de frutos y hortalizas que habían cerca de la iglesia y abrir las puertas y ventanas para renovar con aire limpio y fresco el nocivo que estaban respirando. Con esta operación y la caza de unos búfalos días después, consiguieron aguantar unos meses más. En febrero rechazan el primer emisario español que venía a comunicarles que España había vendido la soberanía, se trataba del capitán Olmedo enviado por el general De los Ríos. Este mismo mes, tres cazadores intentaron desertar siendo sorprendidos en el intento, fueron encarcelados en el baptisterio. En abril vino el fracaso del cañonero americano Yorktwon. En mayo muere el último soldado por enfermedad, en esta ocasión de disentería. Todavía hubo tiempo a final de mes de una refriega trágica para los tagalos. 17 de ellos murieron quemados con agua y a tiros tras intentar asaltar la iglesia la noche anterior.

     DecretoEl 29 de mayo se presenta otro oficial español para convencer al destacamento que depongan las armas. El teniente coronel Aguilar lleva un mensaje del general De los Ríos. Tampoco a este emisario le da crédito el teniente Cerezo. Antes de marcharse, Aguilar le deja unos periódicos a Cerezo para ver si se convencen, esperando respuesta para el día siguiente si no se marchaba. No hubo respuesta. Para la noche del día 1 de junio, el destacamento había planificado la fuga, ya no le quedaba nada que llevar a la boca, sólo munición. Rendición o fuga. Por la mañana de dicho día, el teniente Martín Cerezo ordena fusilar a los dos desertores que tenía en el calabozo desde febrero. No podía llevarlos consigo ya que ponía en serio peligro al resto de hombres. Tampoco dejarlos encerrados porque estos con sus gritos darían la voz de alarma a los tagalos. La noche se presentó muy clara y tuvieron que aplazar la salida para la siguiente. En este tiempo de espera, Cerezo ojea de nuevo los periódicos dejados por Aguilar. En uno de ellos, ve una noticia de un amigo que considera imposible que los tagalos la supiesen y le da crédito a la noticia. El teniente comunica al resto del destacamento la realidad y les pide que capitulen. Hubo discusión sobre capitular o la fuga. Los frailes jugaron un papel importante para que los más remisos a la capitulación cediesen.

     El 2 de junio de 1899, el destacamento español de Baler toca a parlamento y presenta al comandante filipino las condiciones de la capitulación, en las cuales, los españoles no quedarán como prisioneros de guerra. El jefe tagalo está de acuerdo y se firma la capitulación honrosa para los españoles. Atrás quedaron 337 días de miseria, hambre, sufrimiento y muerte. 33 supervivientes, 33 héroes que dieron hasta la última gota de sudor y lágrimas por defender su bandera y un trozo de territorio que creían español. Una gesta de supervivencia y valor en defensa de su patria, que fue reconocida por el mundo entero. El 30 de junio, el propio Presidente de la República de Filipinas, Emilio Aguinaldo, sacó un decreto en reconocimiento por los Héroes de Baler. Esta gesta les valió dos cruces de plata con distintivo rojo y pensionadas.

     Luis Cervantes Dato fue reconocido con tres cruces de plata y una medalla al mérito militar en la guerra de Filipinas. Los héroes de Baler fueron recibidos fríamente por el gobierno español a su llegada a Barcelona. Tampoco fue recibido Luis Cervantes Dato con honores en su pueblo natal, más bien fue frío y sin homenaje. Tan sólo una recompensa de 500 ptas recaudadas en una colecta. Han tenido que pasar 118 años de esta gesta para que su pueblo le reconozca como Héroe de Baler.

Resumen del libro: LUIS CERVANTES DATO, HEROE DE BALER. Mula, 2017. Autores: Jesús Morata Moya y Juan Gutiérrez García.

Publicado en Ciudad de Mula | Etiquetado , , , , , , , , , | 2 comentarios

La Santa Espina de Mula, visitada por el obispo italiano de Brescia

          El pasado viernes 2 de septiembre de 2016, visitó Mula el obispo italiano Luciano Monari  de la Diócesis de Brescia situada en la Región de Lombardía al norte de Italia. El obispo acompañado de un grupo de unas veinte y cincos personas, entre las cuales iban  varios sacerdotes y feligreses italianos, llegaron a Murcia el pasado 31 de agosto, siendo recibidos por el obispo de la diócesis de Cartagena-Murcia. Son los primeros peregrinos italianos al Año Jubilar de Caravaca organizado por el Instituto de Turismo. El itinerario programado por tierras murciana consistía en la visita a las ciudades más destacadas, a nivel religioso, de la Región de Murcia: Calasparra, Lorca, Totana, Murcia Cartagena y Caravaca.

Obispo de Brescia, Santa Espina, Mula

Obispo de Brescia, Santa Espina, Mula

          Por deseo expreso del obispo Monari (esta visita no estaba programada), la comitiva se desplazó a Mula para ver la Santa Espina de Cristo custodiada en el Real Monasterio de la Encarnación de Monjas Clarisas de Mula. Esto demuestra la importancia de esta reliquia para el mundo católico. El Prelado italiano fue recibido en el Ayuntamiento por el Alcalde Juan Jesús Moreno y otros miembros de la Corporación. Tras el recibimiento se trasladaron al real Monasterio de la Encarnación donde el obispo italiano ofreció una misa en honor de la Santa Espina. De camino entraron al templo parroquial de Santo Domingo.

         Relicario Santa Espina A su llegada al monasterio de las monjas, saludó a la madre abadesa y resto de comunidad en el comulgatorio (coro bajo) y ofició personalmente la eucaristía. Durante la misma, la Santa Espina que se encontraba en el comulgatorio  fue trasladada al altar. Terminada la misa, el obispo dio a besar el relicario de la Santa Espina a los numerosos fieles que llenaban la iglesia.

         La anécdota surgió cuando el obispo Monari bajó del altar para que los fieles besaran el relicario. Por su estado, el relicario se abrió cayendo una de las reliquias al suelo, inmediatamente fue puesta en su sitio sin más problemas y los fieles pudieron besarlo.

          Al finalizar la misa, el obispo explicó a la madre abadesa lo ocurrido prometiendo enviarle desde Italia un nuevo relicario para la Santa Espina y demás reliquias que contiene. No sabemos la decisión que tomará la comunidad de religiosas respecto a trasladar la Santa Espina a este futuro relicario. Tal vez, el momento ideal sea presentarlo cuando el obispo de la Diócesis de Cartagena inaugure oficialmente el culto a la Santa Espina. El actual relicario podría ser destinado a las reliquias de la abadesa fundadora del convento Sor Mariana de Santa Clara.

          A poco que se hagan bien las cosas, con la Santa Espina y una posible apertura de una parte conventual (el claustro bajo sería fundamental), en pocos años, el magno Real Monasterio de la Encarnación de Monjas Clarisas de Mula puede convertirse en un lugar de peregrinaje para los cristianos.

Mula, 4 de septiembre de 2016.

Juan Gutiérrez García

Santa Espina de Cristo, Mula

Santa Espina de Cristo, Mula

Publicado en Actualidad | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

LA FALCATA HERIDA DE MUERTE

         La Falcata herida de muerte

          Por lo menos, eso parece indicar la nueva presidenta del CLJM en su CARTA A LOS LECTORES. Desconocemos las razones objetivas de su más que probable desaparición. Según nos cuentan en este último número, han tenido que navegar contra corriente por falta de experiencia, tiempo, exámenes… Desde nuestro cómodo sofá, podemos pensar que después de ocho tiradas y pasados los exámenes, debe ser más fácil sacar La Falcata, pero siempre es difícil una empresa como ésta, sus razones tendrán para tomar esta decisión.Revista La Falcata

          Han sido ocho “batallas” por salir a la calle, pero al final ha sucumbido ante el imperio político-económico, una auténtica apisonadora para la cultura pensativa. Ocho números ha durado este periódico (más bien revista) local con tirada mensual gratuita. Un periódico-revista que podrá gustarnos más o menos, pero lo que no podemos negar es la ilusión y trabajo que han puesto este puñado de jóvenes porque Mula tuviese una publicación periódica.

          La voz de Mula Tal vez no sea un consuelo, pero teniendo en cuenta los antecedentes, podríamos explayarnos y decir que ha sido todo un éxito “su larga vida”. Son muchos los que lo intentaron antes y su presencia apenas si excede dos o tres números. Seguramente, la publicación pionera de la democracia, allá por 1979, fue La Voz de Mula, revista editada por la Asociación Cultural Alondra que tan sólo sacó a la calle dos o tres números. Le siguieron otros con menos suerte si cabe. Ecos Populares, muy rudimentaria, creo que sacó sólo uno. De la mano del Ayuntamiento salieron “Informativo Municipal” en 1985, con cuatro o cinco ediciones y Joven es muy breve también. Hubo otras publicaciones, pero la verdad es que ninguna cuajó en el tiempo, y es que, no es fácil lidiar con el “imperioso”. Por caer, hasta el Libro de las Fiestas ha desaparecido.

          En varias ocasiones, miembros de La Falcata han pedido el parecer de los lectores. A toro pasado, pienso que la línea editorial seguida por La Falcata se ajusta más a un tipo de revista cultural que a un periódico de actualidad. En el primer número su presidente decía: «Con este periódico local queremos acercar a los muleños los sucesos y la información de interés relacionada con el ambiente socio-cultural de nuestro municipio, especialmente, desde una óptica joven». Creo que en ese aspecto socio-cultural se ha hecho un buen trabajo, con muchos temas y variados. Como periódico (así lo definen los autores) de actualidad política, me ha parecido un poco blando, bueno, muy blando. Ha rehuido opinar sobre los temas candentes referentes a Mula que se debatían en las redes sociales. Ninguna denuncia sobre alguna situación cotidiana en particular, ni tan siquiera cultural. Se dice en el artículo EL RETORNO DE LA PRENSA LOCAL: «La actualidad política de nuestro Ayuntamiento es algo que debe preocuparnos, debemos conocer las iniciativas que se plantean desde todas las opciones políticas y conocer la Mula que quieren para nosotros y nuestros hijos.» Toda una declaración de intenciones, pero sólo Joven eseso. Por otra parte, es lógico no meterse en ciertos “fregaos” y más, cuando tu supervivencia no depende de ti.

          Por último, resaltar que en esta opinión no hay ánimo de crítica en absoluto, al revés, me ha parecido que la línea editorial es la adecuada para mantenerse en la calle en un pueblo como Mula y por supuesto, agradecer el trabajo desinteresado del equipo de La Falcata. Deben sentirse orgullosos porque han hecho historia, ahí queda su legado, ejemplo a seguir para otras iniciativas jóvenes.

          Lo cierto es que, Mula se queda de nuevo sin un medio de comunicación escrito. La desaparición de La Falcata nos constata que la cultura está reñida con este pueblo, para ser más exactos, los muleños (no todos) estamos reñidos con la cultura. La apatía por participar en cualquier iniciativa cultural es casi generalizada. Cierto es que de vez en cuando surge un grupo de personas con ideas e ilusión de ofrecer algo nuevo a los muleños, pero, desgraciadamente pronto cae en la indiferencia o falta de participación. Ingratitud que lleva a estos colectivos a arrojar la toalla. La incultura es exasperante. Eso sí, para la fiesta somos de champions.

Mula, 26 de agosto de 2016

Juan Gutiérrez García

Publicado en Ciudad de Mula | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Convento San Francisco de Mula, del infierno a la gloria

Convento San Francisco de Mula, del infierno a la gloria

     Pues sí, treinta y cinco años después, podemos decir que el histórico convento de la Purísima Concepción de frailes franciscanos[1] de Mula ha Los especuladores sin freno cpasado del infierno a la gloria, del derrumbe total a la rehabilitación integral. Tal vez pequemos de euforismo* al afirmar que el edificio es ya una realidad cuando aún no han finalizado las obras de la segunda y última fase. Nuestra euforia está apoyada en la convicción política actual sobre el proyecto de obras de esta segunda fase que deja claro la recuperación total del edificio, aunque debemos de reconocer que estamos intranquilos por su destino final. Si bien, esperemos que este edificio de titularidad pública, en el cual se han invertido más de seis millones de euros[2] de los contribuyentes, no sea “desamortizado”[3] de nuevo y pase a manos privadas. El convento debe ser un centro cultural del pueblo y para el pueblo.[4]

     Sin embargo, lo que hoy es una feliz realidad,[5] treinta y cinco años atrás el destino del convento de San Francisco era la escombrera. Si, como suena, aberrante pero real. Se puede decir que gracias a la decidida campaña en defensa del patrimonio muleño de José Sánchez Gutiérrez “Poli”, corresponsal del Diario de Murcia en Mula, denunciando los continuos atentados a la integridad patrimonial y la intervención del Comisión de Archivos y Defensa del Patrimonio del Colegio Oficial de Arquitectos se pudo evitar su derribo y el de otros inmuebles históricos. Desconocemos si en este derribo iba incluida la iglesia adosada al convento propiedad del obispado. Retrocedamos en el tiempo y repasemos la historia monumental más reciente de la villa de Mula.

     El boom industrial de los años sesenta del pasado siglo conocido como “el milagro económico español”, no sólo no llegó a Mula, sino que a su vez causó un gravísimo descalabro en el patrimonio monumental y un desorden urbanístico irreparable que se prolongará varias décadas. Una época en la que muchos muleños se vieron obligados a emigrar en busca de un futuro mejor, mientras los especuladores urbanísticos se enriquecen rápidamente a costa del derribo de inmuebles históricos.

     Ante esta situación de caos que vivía el casco antiguo de Mula (recordemos que añosAtentado contra la Casa Pintada antes se habían derribado numerosos caserones del s. XVIII, plaza de toros, plaza de abastos, cine de verano, el paseo de principios de siglo…), el Ministerio de Cultura, a través de la Dirección General del Patrimonio, el  13 de octubre de 1980, incoa expediente para la declaración de Conjunto Histórico Artístico para Mula.[6] Sin embargo, la apertura de este expediente en vez de frenar los “atentados” al patrimonio provoca el efecto contrario. El año 1981 pudo entrar en la historia negra de nuestro pueblo como el más devastador conocido. Primero fue la Casa del Dentista[7] que tuvo un derrumbe “inesperado”. Entretanto, la Casa Pintada sufre un incendio “fortuito”, por el cual hubo que derribar toda la parte trasera salvándose la fachada y parte noble del edificio. Poco tiempo después, la “mala suerte” se ceba con la Casa Pintada y en una noche cualquiera parte de la fachada se viene abajo de forma “casual”.[8] El daño parecía irreparable. Ante esta indolencia, el arquitecto presidente de la Comisión del Patrimonio estalla con duras acusaciones: «estos hechos ponen de manifiesto el desprecio que los responsables directos del mantenimiento de los valores culturales de una ciudad sienten por la tutela y conservación de sus raíces culturales»[9] Sin comentarios.

     Mientras todo esto ocurría se iba gestando la declaración de ruina para el convento de San Francisco. De nada sirven las protestas en la prensa, ni la apertura del expediente de declaración de Conjunto Histórico para Mula. El informe Municipal que declaraba ruina total el convento  de San Francisco de Mula, llega hasta la mencionada Comisión de Defensa del Patrimonio. Dicha Comisión emite un comunicado de prensa diciendo que «está estudiando dicho informe de ruina y que está dispuesta a emprender las acciones precisas para impedir que el convento sea derribado.»[10]

    Arquitectos contra el derribo del convento El 2 de octubre el corresponsal del Diario Murcia en Mula, publica una dura carta de la Asociación pro-defensa del Patrimonio Artístico y Cultural de la Región de Murcia, la cual dice: «Nos llegan noticias de que el día 29 el Ayuntamiento de Mula ha declarado “ruina inminente” la iglesia y convento de San Francisco, justo el mismo día que el BOE insertaba la resolución de haberse iniciado expediente para la declaración de conjunto de interés histórico-artístico a favor de dicha iglesia y convento (…) Como ya tenemos el precedente de la Casa Pintada, que ha sido destruida en parte de forma furtiva, comprendemos la maniobra actual del concejo de Mula y sus intenciones de entregar esta obra artística a la piqueta…»[11]

     La maldición sobre el convento de San Francisco se acelera. El informe del aparejador municipal sobre el estado de conservación del inmueble es de ruina apremiante. Por otra parte, el alcalde declaraba el 7 de octubre que «si esta situación no se resuelve, en el plazo de diez días se procederá a derribar el monumento.»[12] La precipitación de los acontecimientos obliga a intervenir de nuevo a la Comisión del Colegio de Arquitectos[13] con declaraciones en la prensa: «la pretensión del Ayuntamiento es sólo de conservar algunos edificios (…) La razón por la que se desea derribar el convento de San Francisco es por la presión de la especulación…»[14] Además, añaden que el informe es de un aparejador cuando debería ser de un arquitecto, ofreciéndose la Comisión a elaborar dicho informe sobre el estado del inmueble, también apuntan las posibilidades turísticas de Mula. Dos días después, emiten otro comunicado pidiendo a los políticos protección para el Patrimonio Histórico de la Región.[15]

     Ante la presión mediática de la prensa liderada por el corresponsal del Diario Murcia en Mula y la Comisión del Patrimonio del Colegio de Arquitectos, el Ayuntamiento da marcha atrás, tal vez a la espera de que se calmen las aguas. Por otra parte, el 27 de noviembre de 1981,[16] Mula es declarada Conjunto Histórico Artístico, esto ya parecen palabras mayores para acometer el derribo. La llegada de una nueva corporación, cambió el rumbo de la historia.

     A partir de aquí, la idea era comprar el convento. Poco a poco, las distintasClaustro bajo, convento San Francisco corporaciones fueron adquiriendo a los dueños su parte del inmueble con aportaciones del Ayuntamiento, permutas y subvenciones de la Comunidad Autónoma de Murcia.

     Centrados en esta idea, todo el mundo parece olvidar que el convento está en ruinas. Incluso se cometió la osadía de meter la Oficina Turismo en 1997 en el ala oeste, la “mejor conservada”. Pero el deterioro del edificio no era una quimera, aunque la solución tampoco era el derribo, como se puede ver hoy día. Lo cierto es que, en 1992 la cubierta del ala este se derrumba llevándose por delante el forjado del refectorio. Hubo que intervenir con urgencia la Consejería de Cultura[17] para evitar males mayores reforzando los muros y levantando una nueva cubierta a la espera de su restauración total.

     Mientras todo esto ocurría, la iglesia de La Purísima, adyacente al monasterio, iba saliendo del olvido gracias al empeño y tesón del cura párroco de la iglesia de San Miguel. Durante años, don Ramón, recabó limosnas y ayudas, mediante el Ayuntamiento, de la Comunidad Autónoma para rehabilitar el templo, llevó unos años, pero al final la iglesia abría sus puertas al culto en 1997. Esperemos que la palabra de Cristo se siga escuchando en la iglesia de San Francisco (Purísima) muchos siglos, eso sería señal de que sigue en pie.

     Treinta y cinco años después, el futuro del Convento de San Francisco se vislumbra despejado, aunque no debemos lanzar las campanas al vuelo. Según publicaba 20Minutos, la zona en rehabilitación será destinada al Archivo y Biblioteca Municipal y las obras estarán terminadas para 2017.[18] Pero, aunque la subvención parece destinada a este fin, seis años después, aún resuenan los ecos que apuntaban que el edificio iba a ser destinado a un “almacén” del MUBAM.[19] Incluso se rumoreaba que se iba a trasladar la Fundación de la Casa Pintada[20] al convento. No se cual decisión hubiese sido peor.

     Lo cierto es que, el convento sufrió un parón injustificado de las obras que a punto estuvo de llevar el proyecto de rehabilitación a la ruina. El cambio de corporación y la decidida labor del Arqueólogo Municipal en pos del monasterio, dan el impulso definitivo a la obra y a finales de 2013 termina la primera fase. En abril de 2015, el convento abre sus puertas al público convertido en Museo de la Ciudad con una subvención del proyecto LEADER de la Comunidad Europea. Conseguido el objetivo, no faltará quién se auto adjudique las flores de este logro del pueblo de Mula, pero es inevitable, ya nadie se acuerda que hace treinta y cinco años querían derribarlo.

     Esperemos que en dos o tres años, todo el convento esté operativo y se convierta en un gran centro cultural: biblioteca, archivo, museo, oficina turismo, sala de exposiciones, espacio de lectura, pasear por sus claustros… una gozada para el pueblo de Mula.

     Pero como decíamos al principio, no pequemos de euforismo*, el piloto rojo del Patrimonio Histórico de Mula continua encendido. Numerosos inmuebles siguen en estado de abandono y proceso de ruina acelerado: castillo, murallas, casco antiguo, palacio del marqués, molinos, numerosos caseríos del siglo XVIII-XIX, castillo de Alcalá, Ermita Vieja e iglesia de la Puebla, Baños de Mula, yacimientos arqueológicos, parajes naturales… Patrimonio que tenemos la obligación de proteger y preservar en las mejores condiciones para que lo puedan disfrutar generaciones venideras.

Mula, 16 de agosto de 2016.

Juan Gutiérrez García

Convento San Francisco, Mula

Convento San Francisco, Mula

[1] El convento fue fundado por deseo expreso del Concejo y pueblo de Mula en 1574. Desapareció en 1836 con la desamortización del clero regular conocida como Ley Mendizábal.

[2] Primera fase: 2.116.992€; segunda fase 2.502.000€. Participación, Estado 70%, Comunidad 20%, Ayuntamiento 10%. A esto hay que añadir la compra de las distintas partes en que fue dividido el convento y otras subvenciones. Fuente: Ministerio de Fomento, Comunidad Autónoma de Murcia, Ayuntamiento de Mula.

[3] La desamortización del convento de Mula tuvo lugar en 1836 y fue vendido un año después en subasta pública por 36.000 reales.

[4] Hechos pasados nos ponen en guardia. El 17 de enero de 2010, La Opinión de Murcia publicaba “Mula albergará un museo dedicado a artistas murcianos”. Por suerte, esta decisión fue revocada, aunque ocasionó un retraso preocupante en la ejecución de las obras.

[5] Recordemos que en abril de 2015 se abrió al público el Museo de la Ciudad situado en la parte rehabilitada en la primera fase, claustro bajo y alto y ala oeste del convento.

[6] DIARIO DE MURCIA, 4 de abril de 1981. Página 10.

[7] Este palacete conocido como “Casa del Dentista” estaba situada en la esquina de las calles del Caño y San Francisco, fue derribada para construir viviendas y bajos comerciales: durante muchos años albergó la Aula Cultural de la CAM, hoy cerrada. La colindante también fue derribada.

[8] DIARIO DE MURCIA, 12 de junio de 1981. Página 16.

[9] DIARIO LÍNEA, 10 de julio de 1981. Página 32.

[10] DIARIO LÍNEA, 26 de julio de 1981. Página 11.

[11] DIARIO DE MURCIA, 2 de octubre de 1981. Página 14.

[12] DIARIO LÍNEA, 10 de octubre de 1981. Página 8.

[13] Entre ellos José María Ródenas y José María Hervás.

[14] DIARIO LÍNEA, 10 de octubre de 1981. Página 8.

[15] HOJA DEL LUNES, 12 de octubre de 1981. Página 8.

[16] BOE del 25 de enero de 1982.

[17] Memoria del Patrimonio, 1992-93. Comunidad Autónoma Región de Murcia.

[18] 20 MINUTOS, 7 de junio de 2016.

[19] LA OPINIÓN DE MURCIA, 17 de enero 2010.

[20] La Casa Pintada fue adquirida por la Comunidad Autónoma y tras su restauración se decía que iba a ser destinada a museo de la ciudad. Suplemento de LA VERDAD del 24 de mayo de 2003.

Publicado en Ciudad de Mula | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

LA SANTA ESPINA DE MULA

Real Monasterio de la Encarnación, Mula

Real Monasterio de la Encarnación, Mula

En el coro de mi convento

Y a los pies de esta joya

tan admirada

hay alguna reliquia

muy venerada;

y entre todas hay una

toda divina…

que es la sangre de Cristo

en una espina.

Verso de un poema (años treinta) de sor María de los Ángeles a sor Mariana de Santa Clara, abadesa fundadora del Real Monasterio de la Encarnación de Monjas Clarisas de Mula.

……………………………………………………….

La Diócesis confirma que la espina de Mula es auténtica

Artículo de Micaela Fernández en el diario La Opinión de Murcia, 27 de julio 2016.

“La Santa Espina que se conserva en Monasterio de la Encarnación de Mula es auténtica. Así se lo comunicó este martes el Obispo de la Diócesis de Cartagena y Murcia, José Manuel Lorca Planes, al alcalde de Mula, Juan Jesús Moreno, a la concejal de Turismo, Paqui Imbernón, y a una delegación de la Comunidad de las Hermanas Clarisas de Mula, en la reunión mantenida en Murcia y en la que se informó que la autentificación ha sido posible tras una investigación realizada en base a los testimonios hallados en documentos del Cardenal Belluga y otros obispos.

Así, la reliquia, que siempre se ha considerado parte de la corona de espinas de Cristo, queda ahora autentificada por el Obispado que certificará, mediante decreto, la validez de los documentos existentes con la finalidad de que el Relicario de la Santa Espina de Mula pueda ser venerado.

En el encuentro mantenido ayer entre el Obispo y la delegación muleña, se puso de relieve la importancia que para el municipio supone el proyecto de la Santa Espina de Cristo que se está desarrollando conjuntamente con el Real Monasterio de la Encarnación, para aprovechar el próximo Año Jubilar de Caravaca para dar a conocer esta importante reliquia. Un proyecto al que ayudarán las excelentes relaciones institucionales que Mula mantiene con el municipio caravaqueño.

Para poner en valor la reliquia ya se han tomado las medidas de seguridad precisas y éste quedará expuesto en una capilla del Convento de la Encarnación que se adecuará para este fin. Las obras precisas para ello podrían comenzar en los próximos días, según ha asegurado la titular de Cultura, Paqui Imbernón.

La Comunidad de las Hermanas Clarisas, junto con el ayuntamiento de Mula, han invitado al Monseñor Lorca Planes a la bendición de dicha capilla y a la presentación del Relicario al pueblo de Mula que tendría lugar en un breve espacio de tiempo.”

Relicario de la Santa Espina, Mula

Relicario de la Santa Espina, Mula

Publicado en Actualidad | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Fuente Caputa languidece

FUENTE CAPUTA LANGUIDECE

Charcón

     Qué mejor día que hoy, Día Mundial del Medio Ambiente 2016, para pasear por el entorno de Fuente Caputa y Rambla Perea, un lugar privilegiado cargado de leyendas. NacimientoSin embargo, no ha sido una mañana placentera, el nacimiento está en estado de S.O.S y el paraje totalmente desprotegido, ni tan siquiera tiene un cartel que diga prohibido hacer fuego. La escasez de lluvias de estos últimos años y el aumento de pozos cada vez más profundos en toda la Región de Murcia, está llevando a este espectacular y hermoso paraje muleño (entre otros) al suicidio. El manantial, oculto entre junqueras y matorral, apenas si le quedan fuerzas para emanar agua de las entrañas de la tierra. Desafortunadamente, no creo que aguante este tórrido verano que se presenta.

      La vorágine del hombre de cultivar por cultivar transformando tierras yermas deFuente Caputa secano en regadío al amparo de subvenciones europeas o de otra índole, que en muchos casos, terminan abandonadas cuatro o cinco años después. El aumento del cultivo sin control, para el enriquecimiento obsceno e insultante de unos pocos, está esquilmando los acuíferos y llevándonos a todos por un camino desolador sin retorno. La desertización avanza en la Región sin pausa, provocada en parte, por la sequedad del subsuelo debido a esta insaciable extracción de agua para aumentar una producción que, en gran parte, termina en los vertederos.

     Fuente Caputa El agua extraída de las profundidades de la tierra no vuelve a los acuíferos, el sol abrasador murciano la evapora para llevarla a otros lugares lejanos. Mientras tanto, nosotros miramos el despejado cielo azul para lamentarnos de nuestro infortunio borrascoso. Desconozco la solución, pero algo habrá que hacer para frenar este proceso erosivo y devastador, y cuanto más prisa nos demos mejor.

https://onedrive.live.com/redir?resid=EFE6CD6AE8D08B1E!3202&authkey=!AL1qxPsEVtJBFh4&ithint=video%2cwmv

Video del manantial grabado hace unos años.

5 de junio de 2016

Juan Gutiérrez García

Publicado en Ecología | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Qué está pasando en los Baños de Mula?

¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN LOS BAÑOS?

Mis andanzas de hoy han girado en torno a los Baños de Mula y el cerro de la Almagra. Antes de lanzarme río arriba para subir al cerro por las Galianas (según la leyenda, hace siglos las aguas del pozo emanaba en esta zona), he dado un paseo por la aldea, ¡¡¡decepción!!! La aldea parece dejada de la mano de Dios.
Lo primero que te encuentras  al entrar es el pilón seco. Meses después, sigue sin salir agua por el caño que hay a la entrada de los Baños, ¿por qué? Según parece, y se ha publicado en la prensa, la CHS está investigando las causas por si se tratara de alguna perforación ilegal (ya ocurrió hace años un episodio semejante). Pero, ¿cuánto tiempo habrá que esperar la resolución de esta investigación? ¿Un año, veinte, un siglo? Mucho me temo que no volvamos a ver salir agua por este caño.
Otra cosa que resaltar es, la ruina total de algunos antiguos establecimientos termales, su estado amenaza serio peligro, incluso para los andantes, hay que buscar una solución. Los Baños es un lugar privilegiado de Mula, un rincón de reposo y tranquilidad, uno de los ejes centrales para hacer de Mula un destino turístico.

21 de marzo de 2016.

https://juangutierrezgarcia.wordpress.com/2013/09/27/mula-destino-turistico/

Caño

Publicado en Ciudad de Mula | Etiquetado , , , | 2 comentarios