SUCEDIÓ EN MULA… año 1890

-SUCEDIÓ EN MULA… año 1890-

Vivimos en un periodo (tal vez habría que decir era), en el cual, la corrupción política acapara diariamente los titulares y cabeceras de los medios informativos desde hace bastantes años. Pero la corrupción política no es nada nuevo, probablemente exista desde que el hombre se organiza colectivamente. Esto no quiere decir que todos los políticos sean corruptos, ni mucho menos. Si es cierto que en época de crisis, cuando a los más pobres se les exige un esfuerzo, se les desahucia de sus casas, se les recorta sueldos y servicios… las tramas corruptas para enriquecerse ilícitamente a costa del erario público son más indignantes que cuando se vive en época de vacas gordas.Ayuntamiento de Mula

Prueba de que la corrupción “va” en el ADN del hombre, son los numerosos casos de corrupción política publicados por la Gaceta de Madrid a finales del siglo XIX. Desgraciadamente, en este periodo Mula también cayó en las redes de los corruptos en dos ocasiones. Casos que forman parte de la “leyenda negra de Mula”, pero que en ningún caso pueden manchar la rica historia de la villa. Al contrario, estos casos de corrupción vienen a formar parte de la lucha de los muleños en defensa de su pueblo, ya que fueron ellos mismos los que denunciaron los hechos.

Boletín Oficial 1890La cronología de los graves acontecimientos reseñados comienza el 1 de diciembre de 1899 con las elecciones municipales para elegir a los cinco miembros de la corporación. (1) El 1 de enero del siguiente año, en sesión extraordinaria, queda constituido el concejo de la forma siguiente: alcalde Eduardo G.L., tenientes José M.H., francisco G.L., Damián T.G. y Antonio A.F., también es elegido Diego V.R. como síndico. (2) En julio, un grupo de vecinos ponen en conocimiento del gobernador las irregularidades que están ocurriendo en el Ayuntamiento de Mula. Ante las graves acusaciones de los vecinos, éste envía a un delegado a Mula para investigar los hechos. Tras el informe emitido por dicho delegado, el 23 de agosto el gobernador civil de la provincia suspende el ayuntamiento y lo pone en conocimiento de del Consejo de Estado. (3)

El 1 de octubre de 1890, la Gaceta de Madrid (Boletín Oficial del Estado) publica una Real Orden por la cual el Consejo de Estado da visto bueno al expediente de suspensión del Ayuntamiento de Mula adoptado por el Gobernador Civil de la Provincia: “Resultando de los antecedentes que habiendo sido denunciados al Gobernador, en virtud de instancia suscrita por varios vecinos, algunos abusos cometidos por la mencionada corporación…” El expediente recoge varios casos de corruptelas continuadas a lo largo de los años, tales como: saqueo de la caja de caudales, tráfico de influencias, apropiación indebida, alteración de las actas municipales… y además, anula las elecciones municipales del 1 de diciembre del pasado año. Por tales motivos, el gobernador suspende de sus cargos a los concejales del Ayuntamiento nombrando interinamente a otros elegidos años atrás. (4)

Sin duda, este “luctuoso” hecho no es bueno para la imagen del pueblo. Toda la corporación destituida y puesta a disposición de la justicia por si fuese causa de delito. Dos meses después, el 13 de diciembre, la Gaceta publicaba la resolución de la Sección de Gobernación y Fomento del Consejo de Estado por el cual: anula las elecciones municipales de 1887 y las del 1 de diciembre de 1889 por alteración en los colegios electorales. (5) Según este dictamen, a Mula, con 10 735 habitantes, le pertenecían un alcalde y cuatro tenientes, teniendo que tener al menos los mismos colegios electorales que cargos elegidos, los colegios fueron cuatro.

Pronto olvidaron los partidos políticos muleños la afrenta sufrida diez años atrás. DeBoletín oficial 1899 nuevo la corrupción rondaba en la Casa Consistorial. El 3 de enero de 1899, tras una inspección de las cuentas municipales, el gobernador civil de la provincia ordenaba la suspensión de los once concejales que formaban la corporación por posible malversación de caudales públicos. (6) Este suceso no parece que fuera de mucha importancia para la prensa, también hay que decir que faltan periódicos de la época. En un escueto párrafo de El Diario de Murcia titulado “Suspensión” daba cuenta de lo publicado en la Gaceta: “Por real decreto que publica la Gaceta se confirma la suspensión de once concejales del Ayuntamiento de Mula, decretado por el gobernador civil de la provincia.” (7) Nada más. Dos semanas después, en el mismo diario Basilio Robres decía en su artículo: “Poco puedo comunicar á V. que ofrezca verdadero interés, porque en estas poblaciones no ocurre generalmente nada que altere la normalidad de la vida.”(8) ¡Le parece poco al Sr. Robres la suspensión del Ayuntamiento por corrupción! En fin, eran otros tiempos, es historia.

(1) Gaceta de Madrid N. 274 del 1 de octubre de 1890, p.11.

(2) El Diario de Murcia del 8 de enero de 1890, p.2.

(3) Gaceta de Madrid N. 274 del 1 de octubre de 1890, p.11.

(4) Gaceta de Madrid N. 274 del 1 de octubre de 1890, p.11.

(5) Gaceta de Madrid N. 437 del 13 de diciembre de 1890, p.832.

(6) Gaceta de Madrid N. 35 del 4 de febrero de 1899, p.428.

(7) El Diario de Murcia del 7 de febrero de 1899, p.3.

(8) El Diario de Murcia del 21 de febrero de 1899, p.2.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s