SUCEDIÓ EN MULA… año 1889

SUCEDIÓ EN MULA…

         En el ocaso del s. XIX, el infortunio se llevaba al sepulcro la vida del muleño Juan Bautista Cánovas (Martínez), confitero de profesión, (1) tras un desgraciado accidente de bicicleta. Probablemente, el primer accidente mortal ocurrido en España como consecuencia de una bicicleta.

         Heraldo de MurciaTodo comenzó en junio de 1899 cuando, éste vecino de Mula con espíritu aventurero, decide hacer un viaje en ese tipo de máquinas de tracción humana para visitar a unos parientes que vivían en Totana. Más de 50 km por una carretera poco transitada y en aquella época, con una calzada nada adaptada a este tipo de vehículo. Parece que el destino se la tenía sentenciada. El mismo día que se disponía a realizar el viaje, se le rompe un eje de su propia bici al montar en ella. Este contratiempo no amilanó el deseo de aventura de nuestro confitero, y alquila otra del depósito de bicicletas que tenía Basilio Robres en Mula (puede ser la misma persona que tuvo una imprenta). (2) Desconocemos el tipo de bicicleta que alquiló, pudo ser una James Starley modelo de 1888 o una Kemp Starley, sobrino del anterior, que diseñó la bicicleta actual en 1885. (3)

Aparentemente, el viaje de ida lo realizó sin ningún tipo de percance. A su regreso para el pueblo, después de su estancia en casa de sus padres, en un punto cualquiera de la carretera Mula-Alhama, perdía la vida Juan Bautista. Por la información del cronista, deduzco que el accidente pudo ocurrir en la tarde del 19 de junio. A la mañana siguiente, un carretero que transitaba por allí camino de Mula, avistó su cuerpo tirado en un barranco del Paraje conocido como Cuesta de Aledo, término municipal deBicihome-James-Starley1[1] a Pliego. La noticia del accidente llegó esa misma mañana al pueblo, tal vez, por el mismo carretero. Inmediatamente, el juez del distrito de Mula se puso en camino para el lugar de los hechos y levantar acta de lo ocurrido. A su llegada, el cuerpo de Juan yacía sin vida junto a la bicicleta, desconocemos las causas de la tragedia. El pueblo quedó conmocionado tras conocerse la identidad de la víctima por ser persona muy apreciada entre sus paisanos. Suyo affmo. s. s. El Corresponsal 20 de junio. La noticia se publica el día después. (4)

No quedó aquí la cosa. A los tres días ¡resucitó! Mejor dicho, tres días después del accidente, el mismo diario titulaba en una columna: “BROMA INDIGNA”, como suena. Alguien había gastado una broma en el pueblo sobre dicho accidente del cual se hizo eco el HERALDO DE MURCIA. Tanto el corresponsal, como el pueblo y autoridades habían sido víctimas de “una broma indigna y miserable”. Al parecer, todos los hechos, salvo la muerte de Juan Bautista, fueron reales y sucedieron tal cual. (5)

Mula-Blog 3Pero el asunto trascendió más allá de de las fronteras regionales. La prensa de Madrid se hacía eco de la noticia el día 22 de junio. El HERALDO DE MADRID titulaba la noticia “Una desgracia”. (6) En LA CORRESPONDENCIA DE ESPAÑA el titular fue “peligros del ciclismo”. (7) Ambos diarios contaban más o menos igual el suceso. Recordemos que el día 23 el Heraldo murciano desmentía el fatal accidente. Sin embargo, el día 26 del mismo, La Correspondencia de España (8) seguía dando por muerto a Juan Bautista, integrándolo en una amplia lista de fallecidos en España. Esta misma lista mortuoria también fue publicada por EL SIGLO FUTURO. (9)

Para zanjar el asunto, el señor Cánovas fue a Totana a visitar a su madre, hubo traslado de juez, pero no tuvo ningún accidente mortal ni nada por el estilo. Prueba de ello es, el 10 de agosto del siguiente año de 1900 cuando Juan Bautista Cánovas Martínez aparece en el Boletín Oficial de la Provincia, como jurado para el Juzgado de Mula. (10) Por tanto, todo fue una macabra broma.

(1) Anuario del comercio, de la industria, de la magistratura y de la administración. 1899, n.º 1, página 1.764. (2) El Heraldo de Murcia del 21 de junio de 1899, p.3. (3) Página web: http://bicihome.com/la-historia-de-las-bicicleta/ (4) El Heraldo de Murcia del 21 de junio de 1899, p.3. (5) El Heraldo de Murcia del 23 de junio de 1899, p.2. (6) El Heraldo de Madrid del 22 de junio de 1899, p.3. (7) La Correspondencia de España del 22 de junio de 1899, p.3. (8) La Correspondencia de España del 26 de junio de 1899, p.3. (9) El Siglo Futuro del 26 de junio de 1899, p. (10) Boletín Oficial de la Provincia n. 343 del 10 de agosto de 1900, p.3.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s