CONVENTU FRATRUM FRANCISCANS OF MULAE

-CONVENTU FRATRUM FRANCISCANS OF MULAE-

01- convento     ¡Por fin! Después de más de treinta años de sacrificio y trabajo, no exentos de obstáculos ajenos a los intereses del pueblo de Mula, el Convento de San Francisco abre sus portones al público. Han tenido que pasar 180 años para que los muleños recuperemos una parte importante de nuestra historia arrebata a golpe de decreto en 1836 con la ley de desamortización del clero regular ordenada por el ministro Mendizábal.

     02- conventoAgradecer a todos aquellos que en su día tuvieron la convicción de recuperar este edificio histórico casi en ruinas y que algunos hubiesen preferido hacer de él un montón de escombro. Agradecer, como no, el empeño puesto en estos últimos años en sacar adelante este proyecto que parecía destinado al fracaso. Empeño que ha permitido acabar con una obra que se hacía interminable y la musealización del edificio, reconocimiento para todos ellos, especialmente para el Arqueólogo Municipal.

Ahora le toca al pueblo de Mula, a los muleños defender con uñas y dientes, si hace falta, nuestro legado histórico y no permitir otra vergonzosa “desamortización” de nuestro patrimonio. También debemos contribuir a consolidar ese museo con la aportación de objetos que tenemos abandonados en algún cajón y puedan ser de interés histórico. Sirva como ejemplo la donación hecha por Juan López del Toro, el cual, ha cedido al Museo de San Francisco cuarenta o cincuenta piezas de gran valor arqueológico, en las piezas pone el nombre del donante.

La apertura del convento es un gran avance, pero no olvidemos que la recuperación del04- convento edificio aún no es completa. Habrá que pelear nuevas subvenciones que permitan poner en valor todo el edificio. Con el tiempo, el Convento de San Francisco debe ser el Centro Cultural de los Muleños, un edificio vivo al servicio del pueblo. Museos, biblioteca, archivo, sala de exposiciones, oficina turismo, cafetería… todo esto hará del edificio un lugar de encuentro, de ocio, de soledad…

Hay que recordar que el monasterio de la Purísima Concepción (convento San Francisco), fue erigido por deseo y voluntad del concejo muleño en sesión aprobada en 1573. Al año siguiente, se fundaba el convento de frailes franciscanos recoletos de Mula (unas décadas después observantes) con licencia real y obispado de Cartagena. No hacía falta, pero el Principal de la Orden, pedía por carta su consentimiento al marqués de los Vélez, patrón de los franciscanos en Cartagena.

06- conventoFundada la congregación, el concejo cede unos terrenos -antiguo asilo- para la construcción del convento. Se hace una procesión y se clava una cruz como reconocimiento de los terrenos. Tras varios años de retraso en el inicio de las obras e incómoda hospedería de los freiles -el concejo les había cedido la mancebía-, estos solicitan a los regidores la permuta del solar por el Hospital de San Pedro y Ermita de la Purísima. El hospital fue construido, seguramente, en las primeras décadas del s. XV como consecuencia de las numerosas epidemias de peste en los siglos finales del Medievo. La ermita sería de la misma época, pero en 1547, se lleva a cabo una importante reforma y ampliación, según reza en una inscripción de la nueva portada de la ermita.

Hecha la permuta, en 1580 comienzan las obras para adaptar el hospital en convento08- convento adosado a la iglesia. El resultado, un edificio cuadrilongo de dos y tres plantas con claustro bajo y alto alrededor de un patio utilizado como aljibe. Se aprovecha la nave del hospital y se construyen dos alas más para cerrarlo en torno a la ermita. En la recién restaurada iglesia, se tapia la portada sur y se abre la actual entrada al pie de la iglesia. Con el paso del tiempo se haría otras pequeñas reformas.

En 1836, como ya hemos apuntado anteriormente, el convento es desamortizado y vendido a particulares pocos años después, la iglesia entra en el lote. Con el tiempo, el convento es vendido por partes para viviendas, con la consiguiente modificación de su estructura y desaparición de elementos arquitectónicos y pictóricos. Por su parte, la iglesia es alquilada para teatro en los años setenta del XIX. Después de pasar por muchos avatares, la iglesia es recuperada para el culto en los años noventa del pasado siglo.

10 conventoLa parte conventual, va entrando en una ruina progresiva. Hay voces que se decantan por su derribo. Por suerte, en los años ochenta la corporación decide recuperarlo, comenzado el periodo de compra a los propietarios que duró más de dos décadas. Recuperado la totalidad del inmueble por el Ayuntamiento, comienza un nuevo periodo: el de las ayudas para su rehabilitación. Ayudas en las que hay que insistir para rehabilitar la segunda fase del convento. El tiempo tiene la palabra.P1080390 aa a

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciudad de Mula y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s