RUTA DEL BALATE, MULA

Caminata por la Ruta de El Balate. Diseñada y realizada por Juan Gutiérrez García.

Distancia: 11.5 km aproximadamente.

Desnivel: 130 m. aproximadamente. De 295 a 427 m.

Dificultad: baja.

Esfuerzo: bajo-medio.

Duración: 2.5 a 3 horas aproximadamente disfrutando del paisaje.

Diseñada y realizada por Juan Gutiérrez García, Mula 18-01-2014.

Ruta del Balate 1Como todos los sábados invernales, lo primero que hago al levantarme, es mirar a través de mi ventana del salón al cielo para ver como está el tiempo (climatológicamente hablando). La mañana está bastante gris, un cielo plomizo amenaza lluvia. Pero uno que en esto del tiempo es ya un experto (no sabio) a fuerza de arrancar hojas del almanaque, sabía que no iba a llover, tenía la certeza de que no caería agua. Confieso, que la noche anterior había visto al “tío y tía” del tiempo en varios canales de tv: DABAN AGUA.

Con el desayuno en el estómago, me dirijo al Parque de la Feria donde habíamos quedado a las 9:30 h. para la salida de la caminata. Con puntualidad británica (no se por qué, no había ningún inglés), allí estábamos el grupo de siempre: la anchurosa Mochi, sin ofender; Leya, la más joven del grupo; el Serrano, tieso como de costumbre;  la Sony, guapa como siempre y yo, el canoso de la cuadrilla.

Partimos poVía Verder la avenida de La Paz dirección Cofrusa. Continuamos por el camino que hay junto al supermercado, cruzamos la carretera por el túnel y nos adentramos en la huerta por la Vía Verde del Río Mula. Entre naranjos y albaricoqueros, y orgullosos chalet a un lado y otro del trazado, seguimos nuestra marcha. Zigzagueando entre el antiguo trazado ferroviario y caminos rurales llegamos al antiguo apeadero de El Niño, unas fotos y continuamos por la Vía Verde unos cientos de metros más hasta la ermita. Después de 6.5 km. aproximadamente y una hora y media de caminata, llegamos al punto más alto de la ruta: El Balate. El santuario está cerrado, hay que pedir al ermitaño que nos abra si queremos acceder al interior. Nosotros decidimos descansar en la placeta y comer el bocata mientras contemplamos el edificio barroco de principios del s, XVIII.

Tras unos minutos de descanso y refrigerium, continuamos la marchaCasilla 1 por el paseo de la ermita de regreso a mula. Cruzamos de nuevo la carretera y seguimos por un camino que hay entre esta y unos chalet. Atrás dejamos Casa Paco y la antigua venta, antaño cobijo de peregrinos. Al llegar a la caseta de estación de bombeo de agua para la pedanía, el camino se adentra de nuevo en la huerta y pasamos por la parte trasera de otra antigua casilla de paso a nivel. Nuevamente, enfilamos el trazado ferroviario en una recta de más de un km. No lo he dicho, pero el día había quedado espléndido: sol radiante, buena temperatura, nada de viento, una mañana ideal para la caminata.

Ermita del Balate 1Volviendo a la descripción del recorrido decir que, al final de esta larga recta llegamos a una zona con un entramado de obras, sencillas pero sorprendente por la cantidad: puentes, acueductos, sifones, balsas de riego, acequias, partidores de tandas de riego. Abandonamos el trazado ferroviario y continuamos por el camino de Herrero. A pocos minutos nos encontramos con las ruinas de lo que en su día fue el molino de Gabriel, hoy transformado en un montón de escombro. Sin embargo, después de muchos siglos, el molino aún conserva semienterrado por un bancal de tierra de labor, el acueducto queErmita del Niño desviaba el agua de la Acequia Mayor y la conducía por un canal hasta el cubo por el cual, caía el agua para mover el rodete que le unía a la piedra molera. Este acueducto de grandes arcos es una de las obras más antiguas del municipio, probablemente de finales de la Edad Medía. Pero como tanto patrimonio de este pueblo, está abandonado a la espera de que se derrumbe.

Dejamos atrás el molino de Gabriel siguiendo el curso de la Acequia Madre y pronto damos con otro molino, hoy transformado en chalet. Minutos después, hacemos la entrada al pueblo y lo primero que encontramos es otro molino, el Molino Pintado que da nombre a la calle. Hace algunos años ya que este dejó la molienda y su estado comienza a ser lamentable. Aún conserva todos (oxidados)  los artilugios para la molturación.

A partir de aquí, la cúpula y torre de la iglesia del convento de las monjas, serán testigos de nuestro caminar. Casi al final de la calle Molino Pintado, nos desviamos a la de Molino Primero, llamada así por ser en su día el primer molino que había en el curso de la Acequia Mayor, aunque en realidad era el último por estar aguas abajo. Dejamos la calle Molino Primero y entramos en la de los Molinos, curiosamente, en esta no hay o había un solo molino. Si había una almazara que dejó de funcionar en los años sesenta, hoy no queda nada. Este es uno de los rincones más bellos de Mula. Tres grandes arcos cruzan la calle de un lado a otro, dos en la de Molinos y uno en Monjas. Estos arcos unen el N. 10convento con otras dependencias y eran utilizados por las monjas clarisas para pasar de un lado a otro sin salir a la calle. A nuestro paso por el Real Monasterio de la Encarnación de Monjas Clarisas, no podemos resistirnos de entrar siquiera a su patio exterior y contemplar esta maravilla de edificio: Campanario del s. XIV, convento del s. XVII e iglesia del s. XVIII.

Estamos cerca del final de ruta, pero antes pasaremos por el templo de Santo Domingo. Edificado en el s. XIII por orden del Infante Alfonso, en  el lugar que ocupaba la mezquita musulmana. Fue transformado en el s. XVI según reza en una inscripción que hay en el friso de su portada renacentista. La actual configuración es de mediados del s. XVIII cuando se le añadió la capilla del Rosario. La ermita del Carmen es la otra iglesia que mandó edificar el Infante Alfonso dedicada a San Miguel. También fue transformada con el paso de los siglos. Conserva la torre del s. XV y la actual nave es del XVIII. Bajamos por las gradas y llegamos a la iglesia de San Miguel erigida entre los ss. XVI-XVIII. Con el traslado de San Miguel, también se construyó la plaza donde se trasladaría la Casa Consistorial a finales de este siglo. Otros edificiosN. 15 importantes en la Plaza: Audiencia del Marqués, Torre del Reloj, Casino y edificios particulares. Finalmente, calle del Caño, Gran Vía y Parque de la Feria.

Resumiendo, una ruta agradable de 2.5 a 3 h.  con mínimo esfuerzo, 2 h. para los más exigentes,  y caminando entre árboles frutales, monumentos y mucha historia. Una ruta que deberíamos conocer y utilizar los muleños.

Mula, 19 de enero de 2014.

Ruta del Balate 2

Ruta del Balate 3

Ruta del Balate 4

Ruta del Balate 5

Ruta del Balate 6Ruta del Balate 7

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Caminatas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a RUTA DEL BALATE, MULA

  1. Juan Ruiz García dijo:

    La descripción del viaje es perfecta, tanto que me parece haberla hecho yo con vosotros. Si a eso se le añade que la conozco y me gusta, miel sobre hojuelas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s