MULA, DESTINO TURÍSTICO

          España es uno de los países que más turistas recibe del mundo, la mayoría de ellos, en busca de sol y playa. De un tiempo acá, parte de estos visitantes buscan algo más que sol y playa. Buscan otras formas de vida, otras costumbres. Buscan nuevas experiencias de ocio y aventura en contacto con la naturaleza. Buscan historia, cultura, otro mundo en el llamado turismo de interior o rural. Poco a poco, este tipo de turismo se está abriendo paso alcanzando cotas importantes en algunos lugares que supieron apostar por este sector activo todo el año. Dentro de este turismo de interior se puede decir que Mula, situada en el centro de la Región de Murcia, tiene muchas posibilidades, ingredientes no le faltan para ofrecer al visitante una estancia entretenida y variada, otra cosa es que se apueste seriamente por hacer de Mula un destino turístico.

          Hace unas décadas, aprovechando el boom turístico surgió la idea, por parte de los gobernantes políticos, de hacer de Mula una ciudad atractiva para el turismo al amparo del rico legado histórico, cultural y monumental heredado de nuestros antepasados, de hecho, Mula fue declarada Conjunto Histórico Artístico en el año 1981. Sin olvidar que dentro de su término se encuentran extraordinarios parajes naturales, numerosos yacimientos arqueológicos, aguas termales, pantano para la pesca, lugares para el deporte de aventura como escalada, rápel, senderismo… Cierto es que, no es tarea fácil una empresa como esta, y más, si no se apuesta con decisión porque salga a flote ni se tenga la convicción de poder hacerlo y eso que los comienzos fueron prometedores.

          A principios de los setenta, se planteó por parte de las autoridades municipales, hacer un parador en el castillo y se ideó un eslogan a modo de promoción: “Mula, paraíso ignorado”, tal vez no fue muy acertado ni realista, pero era el comienzo. Lo del parador no salió adelante, pero si fue la piedra de toque para que pocos años después el castillo fuese restaurado y abierto al público. Lo que sucedió después con la propiedad y abandono del castillo es de sobra conocido por todos.

          Años después, se hizo un plan general para la protección y recuperación del casco histórico y trazado medieval, edificios monumentales, casas señoriales… Pero este plan conocido como PEPRI tampoco tuvo continuidad en el tiempo. Pese a que todas estas ideas y planes se quedaban en el camino prácticamente antes de echar andar, como hemos apuntado anteriormente, algo se iba haciendo entre proyecto y proyecto. Aparte de lo del castillo, se compró el convento de San Francisco para rehabilitarlo (aún está en obras). Se creó el museo monográfico de Arte Ibérico El Cigarralejo y se restauró el palacio del marqués de Menahermosa para ubicarlo. Se recuperó la Casa Pintada y algún que otro edificio, casas solariegas… Pequeñas pinceladas que no son suficientes para una actividad tan importante.

          Prueba de ello es que en todos estos años, el ritmo de abandono y derribos ha sido superior al de rehabilitaciones. La Mula Medieval está prácticamente derruida, el casco antiguo abandonado, muchos inmuebles desaparecidos como la plaza de toros, la antigua plaza de abastos, complejo ferroviario, el acueducto de La Canal, las extraordinarias arboledas a la entrada del pueblo… amén de otras transformaciones y añadidos que se hicieron en edificios históricos y que no han mejorado lo original, sirva como ejemplo el propio Ayuntamiento y su planta terrazada añadida en los años sesenta.

          Está claro que el desarrollo urbanístico de Mula ha ido por el camino contrario al turístico. Se ha olvidado el casco histórico y se ha apostado por una expansión sin control, que ha dejado buena parte del pueblo deshabitado, abandonado y en ruinas. Sin duda, una situación difícil, muy difícil de revertir. Jamás se apostó seriamente por hacer de este pueblo un destino turístico de verdad. De vez en cuando, algún grupo político, siempre cuando está en la oposición, plantea la recuperación de algún edificio histórico o rincón significativo. Pero nunca se han sentado todos los grupos políticos entorno a una mesa y han expuesto  y debatido sus ideas para sacar un proyecto global a largo plazo que sea creíble y realizable para hacer del turismo una actividad rentable con el paso del tiempo. Por supuesto que un plan de tal envergadura como éste necesita un compromiso total y sin fisuras por parte de todos los políticos donde se marquen las prioridades de ejecución y se destinen todos los recursos económicos, digamos “disponibles”, a este fin para que se pueda generar en Mula una nueva actividad económica y laboral. De ahí que sea necesario y urgente ese acuerdo político que trace una hoja de ruta y marque las prioridades turísticas para el visitante. Cierto es que, en Mula hay muchísimas cosas para hacer, muchas por hacer y pocas las que se pueden hacer. Por eso hay que dejarse de milongas y marcar prioridades. Hay que aparcar esos proyecto que poco aportan, como la restauración de algunas casonas particulares; molinos derruidos habiendo otros en buen estado; los puentes de la antigua carretera que nada aportan; la Vía Verde, el Zurbano, la estación de La Puebla y el albergue de La Luz. En este tema, si algo es interesante para el pueblo es ubicar el albergue para el peregrino en el casco urbano de Mula, lo demás es hacer el paripé a otros. Hay que tener en cuenta que no hay dinero para todo, es más, no hay dinero para nada.

          Como apunté al comienzo de este artículo, ingredientes hay, y muchos, para ofrecer al visitante algo diferente y variado para pasar una estancia agradable en Mula. Bajo mi punto de vista, ese futuro proyecto turístico, debería tener como eje central las aguasPantano de Mula desde el mirador termales de los Baños de Mula, un rincón especial, tranquilo, apacible, el cual hay que cuidar y mimar. Y como complementos indispensables de atractivo para el visitante serían: la recuperación y acondicionamiento del castillo para su apertura al público. La reconstrucción de la muralla y torreones del albacar de la antigua alcazaba musulmana, esto daría al pueblo una imagen medieval brutal. Hacer del convento de San Francisco un centro cultural con vida propia albergando en sus salas: la biblioteca, archivo, museo histórico, salas de exposiciones permanente y temporal, sala de conferencias, oficia turismo, cafetería… un edificio vivo. Imprescindible la apertura, aunque sea parcial, de la zona conventual del Real Monasterio de la Encarnación (tal vez, el monumento más importante). Recuperación, en la medida de lo posible, del trazado urbano medieval. Todo esto sin olvidar las grandes posibilidades que tiene el visitante para hacer turismo de ocio y aventura por los numerosos parajes naturales existentes en el término de Mula como: las Sierras de Espuña, Pedro Ponce, Palomeque; Fuente Caputa y Rambla Perea, Pantano de La Cierva… Estos deberían ser los pilares de ese hipotético plan que pueda generar en Mula otra actividad en la maltrecha economía muleña con el tiempo.

          En definitiva, Mula tiene el atractivo suficiente como para hacer de ella un destino histórico, cultural y medioambiental para visitantes y turistas. Mucho tiempo, mucho trabajo, mucho dinero el que hay que invertir, pero si empezamos mañana, ya falta menos. Y lo primero que hay que hacer es adecentar el pueblo, mejorar su imagen porque la primera impresión que recibe el visitante cuando llega a Mula es la de una ciudad sucia, desordenada, llena de pintadas y tráfico sin control, una pena.

Mula, 26 de septiembre de 2013

Juan Gutiérrez García

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a MULA, DESTINO TURÍSTICO

  1. Pingback: ¿Qué está pasando en los Baños de Mula? | Mula-Blog

  2. chuchomula dijo:

    Francisco, creo que Juan no ha puesto nada que sea mentira, y además con sus post, sus estudios y sus comentarios demuestra el gran interés que tiene por su pueblo y porque este funcione bién y sea bonito a ojos suyos y a los de todos aquellos que vengan a visitarlo. Todo lo que escribe te puede gustar más o te puede gustar menos, pero ayuda a que muchos abran los ojos. Exaltando sólo lo bueno vivimos en la ignorancia, es importante conocer las precariedades que nos rodean para así poder solucionarlas.

    Le gusta a 1 persona

  3. Francisco J. Sánchez dijo:

    La primera imagen que se llevan los visitantes no es la del desorden, la suciedad las pintadas y el tráfico sin control, si los hubiere. La primera y más lamentable imagen es la que puede llevarse de post como el tuyo e incluso sin necesidad de venir a visitarnos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s