Cofradía Niño Jesús de Mula

     En ocasiones, uno se ve “casi” obligado a tomar una decisión, pese a que no le guste. Las circunstancias mandan, no se puede ir contra viento y marea aunque pienses que lo que haces es lo mejor para todos.

     Debo decir, que no me movía ningún tipo de protagonismo, ninguna ambición, por eso, mande esta carta de renuncia que es como sigue:

RENUNCIA

          A la atención de la Junta Directiva y Cabildo General:

          Con esta misiva, quiero exponer las causas que me llevan a solicitar la baja como hermano de la Real e Ilustre Cofradía del Niño Jesús de Belén, Mula.

…..

          Hablando hace algún tiempo con Pepe, anterior Hermano Mayor, me decía de forma cariñosa, que yo era como la oveja negra de la Hermandad, a su manera tal vez llevara razón.

          Subida del Niño 171Soy consciente que, a lo largo de estos años como hermano (dieciséis), muchas de mis intervenciones y propuestas renovadoras no han encajado en el inmovilismo  de unas directivas con ideas arcaicas y lejanas a los tiempos que vivimos y acostumbradas a la sumisión y sosiego de los cabildos. Reacias a aceptar la participación y compromiso activo de todos los Hermanos en los cargos y responsabilidades propios de la Hermandad en pos de de una mayor glorificación del Niño de Mula y no del ego de unos pocos de sus cofrades. Propuestas que no sentaban bien en las sucesivas directivas y cargos vitalicios y eran desmontadas por la mayoría de los escasos hermanos asistentes.

          Es posible, casi estoy convencido, que en la cofradía ven en mi a un agitador, un polémico que sólo busca protagonismo; nada más lejos de la realidad. Muchas de esas propuestas iban encaminadas a cambiar el régimen privilegiado de algunos cofrades en cargos y responsabilidades dentro de la cofradía con la sana intención de hacer partícipe a la mayor parte posible de hermanos y hermanas en estos puestos de responsabilidad, que a buen seguro, aceptarían con mucho orgullo y cariño, pero nunca lo tendrán. ¿A que hermano o hermana no le gustaría ser el responsable de alguna romería, de una procesión o trasladar el niño del trono al altar en Santo Domingo? Por otra parte, estos cambios habrían supuesto una mayor asistencia y dinamismo a los cabildos ya que los hermanos tendrían más motivos por los cuales asistir y participar, incluso en las postulaciones por las calles y mesas.

          Ahora bien, no todas mis propuestas han sido polémicas, ni mucho menos, han habido otras muchas y algunas de gran calado dentro de la Hermandad.

          Recuerdo que con motivo del Año Jubilar del Niño en el año 1998, la Junta Directiva del momento, después de recabar información, presentó un informe contrario a la celebración de dicho Año Jubilar porque en Caravaca le habían dicho que eso era muy costoso e imposible para Mula. En ese punto, presenté un tríptico del Año Jubilar que se estaba celebrando en Abarán y dije que, si en Abarán podían hacerlo en Mula también. Gracias a mi intervención, de ese cabildo salió la idea de llevar a cabo este Año Jubilar, al cual puso mucho empeño el entonces párroco Fernando Gutiérrez Reche.

          Tocar el tema de los anderos, hace años, era tabú en la cofradía. Debido a mi insistencia, y no por que yo quisiera ser andero, hoy el régimen de elección ha cambiado un poco y aunque no es el ideal, por lo menos es más accesible para otros hermanos y está recogido en los Estatutos.

          Otra propuesta de la cual me siento muy orgulloso de haberla llevado al Cabildo General y que aún está fresca en la memoria, fue la de hacer una credencial con el nombre de “ALBALAT” para los peregrinos que llegan a Mula en la noche víspera del Día del Niño. Credencial que ha sido acogida con agrado entre los numerosos Peregrinos de la Noche venidos, sobre todo, de los pueblos de la Vega Media del Segura, a los cuales he dedicado algún artículo.

 LOS CABILDO

          El pasado mes de enero se celebró uno de los cabildos más importantes de los últimos años ya que se votaba la elección de un nuevo Hermano Mayor, apenas si asistimos unos treinta hermanos de los casi mil que tiene la cofradía. Esta escasa participación demuestra el poco interés que despiertan los cabildos y las pocas ganas que hay de implicarse en aportar algo más  que la cuota anual por parte del conjunto de los hermanos. Tal vez, la consecuencia de esta baja participación sea el escaso margen de actuación que tienen los Cabildos, ya que, casi todo está cocido como se puede comprobar en los cerrados estatutos aprobados recientemente.

          Este poco interés por los cabildos, por parte de los cofrades, lo demuestra el hecho de que ese día se iba a votar una sola lista para elegir a un nuevo Hermano Mayor y su directiva. Pues bien, el único candidato a la elección, ni si siquiera tuvo la delicadeza de dirigirse a los presentes a este cabildo, por lo menos cuatro palabras a modo de presentación  de él y su equipo, ni una palabra. Ni tan siquiera estaban todos los hermanos que iban a formar la nueva junta directiva. Por tanto, la asamblea votó como es costumbre, sin alborotos, con sosiego.

          Como de sobra es sabido, no hace falta que haga mención del malestar que causó al candidato y presentes mi justa intervención en este cabildo y posterior ausencia en la votación. Muchas propuestas e ideas se me han quedado en el tintero para próximos cabildos, pero habría sido casi un atrevimiento por mi parte levantar la mano para pedir la palabra en un cabildo casi hostil a mi presencia, pero bueno, aquí las dejo (1). Por todo esto, porque no quiero ser la oveja negra, porque no tengo ningún interés de protagonismo, pido mi baja de la Hermandad.

Un cordial saludo y un viva al Niño.

Mula, 6 de febrero de 2013

Juan Gutiérrez García.

Propuestas:

1-     Interesarse por la eterna situación de compra por parte de la Hermandad de los terrenos lindantes a la Ermita. Por supuesto, sabemos que es tarea casi imposible, pero creo que tenemos la obligación de intentarlo hasta la saciedad para que no caiga en el olvido.

albalat..2-     Hay que dar más protagonismo a la Ermita y por tanto al Niño, haciendo de ella un lugar de parada obligada para los peregrinos que caminan por la vía verde con destino a Caravaca, haciendo de ella un punto obligado de sellado de credencial. Para ello hacemos un sello con la imagen del Niño que ponga arriba ALBALAT y debajo, credencial del peregrino. Por supuesto podemos ofrecerles nuestra propia ALBALAT como que han llegado hasta la Ermita.

3-     Celebrar en la Ermita el 16 de julio (domingo más cercano) como el día de la Hermandad o de los hermanos (éste fue el día de su fundación), de forma que sea un día de fiesta para todo el pueblo.

4-     Hacer obligatorio que todos los hermanos que vayan en acto oficial con el Niño, lleven colgada la medalla, romerías, procesiones, postulaciones,…

5-     Intentar llevar a cabo el tan deseado museo del Niño, siendo un lugar ideal una sala del antiguo colegio del convento de las monjas.

6-     Ver si sería de utilidad nombrar todos los años o periódicamente, un cronista oficial del Niño para que deje constancia documental de lo más destacable entorno al Niño y su Hermandad en su año natural. Estas crónicas quedaría incorporada tal cual a un libro de crónicas y a su vez al Archivo de la Hermandad.

7-     Que funcione la página web de la Hermandad, como un sitio de noticias e información e incluso puede haber un apartado interno para los hermanos.

8-     Hay tradiciones y costumbres dentro de las fiestas del Niño que llegan más que otras a la gente y el pueblo se vuelca en ellas. Una es su entrada en la iglesia del convento, el cual el Niño entra en brazos alzados al son del himno nacional y es presentado a las monjas. En este punto de presentación a las monjas, creo que daría más emotividad al acto si de brazos alzados se bajase la Urna a brazos caído para que el Niño quede a la altura de las monjas y vuelto a alzar camino del altar. No se si esto es posible pero creo que se podría ver.

Otro momento especial se produce en el templo de Santo Domingo cuando el Niño y la Cruz se dirigen al altar. Aquí hay que ver la forma de que el Niño y la Cruz estén más cercanos a los fieles, de hecho, esto es motivo de quejas muchas veces entre los asistentes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciudad de Mula y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s