MULA EN EL PACTO DE TUDMIR

LA MEDĪNAT MUSULMANA DE MŪLA CUMPLE 1300 AÑOS

          En este mes de abril, se cumplen 1300 años desde que Mula fuese mencionada por primera vez en un manuscrito. Se trata del documento árabe más antiguo de España conocido como El Pacto de Tudmir. En él se menciona la ciudad de Mula junto a Lorca, Alicante, Orihuela y tres más de dudosa ubicación.  Mula es uno de los pueblos con más y rica historia del antiguo Reino de Murcia, sin embargo, pocos de sus ciudadanos conocen este documento de tanta importancia que jalona el legado histórico que dejaron nuestros antepasados.

          El documento en cuestión es de abril del año 713 de nuestraTraducción del texto era -dos años después  de que los árabes invadieran la península ibérica- cuando se firma el Pacto de Tudmir entre el conde visigodo Teodomiro y  el jefe árabe Musa b. Nusair. En esta capitulación, Teodomiro entrega el mando y control de las siete ciudades –entre las que se encuentra Mula– más importantes de su extenso condado a los árabes a cambio de que Musa no le haga la guerra. Los musulmanes respetarían a los hispanos su religión, costumbres y propiedades con la condición de que estos paguen ciertos impuestos. Está claro que en aquellos momentos los árabes no pretendían desalojar a la población cristiana de sus ciudades, entre otras cosas, porque no traían hombres suficientes para repoblar territorios por lo que la expulsión sería la ruina para los propios invasores. Lo que sí da a entender la lectura del Pacto es que en estas siete ciudades importantes serían los musulmanes los que ejercerían el poder.

         Los pueblos del Pacto Cuatro son las copias escritas del texto original del año 713. La primera la hizo al-Udri en el S. XI, después sería la de al-Dabbi en el S. XII, otra de al-Himyari en el S. XIII y la última versión es de al-Garnǎtǐ en el S. XIV. Todos los historiadores arabistas modernos que han escrito y traducido estas copias medievales desde hace muchas décadas, han coincidido en que Mula es una de las siete ciudades que figura en el texto original.

Así queda la traducción del texto:

«En el Nombre de Dios,  Clemente y Misericordioso. Este es el escrito que ‘Abd al-‘Azīz b. Mūsa b. Nusayr dirige a Teodomiro b. Gandarīš, en virtud del cual queda convenido el estado de paz, bajo promesa y juramento ante Dios, sus profetas y enviados, de que Manuscritoobtendrá la protección de Dios –alabado y ensalzado sea– y la protección de su profeta Muhammad –concédale Dios la paz–, que a él nadie se la impondrá ni a cualquiera de los suyos se les despojará con maldad de nada que posean; no se les reducirá a esclavitud, no serán separados de sus mujeres ni de sus hijos; se respetarán sus vidas, no se les dará, no se les dará muerte y no se quemarán sus iglesias ni serán quemadas ni desposeídas de los objetos de culto que hay en ellas; todo ello mientras satisfaga las obligaciones que le imponemos. Se le concede la paz con la entrega de las siguientes ciudades: Uryula [Orihuela], Mūla, (Mula) Lūrqa [Lorca], Balantalh (?), Lqant [Alicante], Iyih (Ello), Ilš (Elche). Además, no debe dar asilo a nadie que huya de nosotros o sea nuestro enemigo; ni producir daño a nadie que huya de nosotros o sea nuestro enemigo; ni producir daño a nadie que goce de nuestra amnistía; ni ocultar ninguna información sobre nuestros enemigos que pueda llegar a su conocimiento. Él y sus súbditos pagarán un tributo anual, cada persona, de un dinar en metálico, cuatro medidas de trigo, cebada, zumo de uva y vinagre, dos de miel y dos de aceite de oliva; para los siervos, sólo una medida. Dado en el mes de Rayab, año 94 de la Hégira [713]. Fueron  testigos, ‘Uthman ibn Abi ‘Abda, Habib ibn Abi ‘Ubaida, Idrís ibn Maisara y Abu l-Qasim al-Mazali.»

          Naturalmente, la interpretación del texto es libre de hecho, para las tres ciudades de difícil interpretación, hay un sin fin de candidatas. Incluso a este tren de pretendientas hay un cierto sector murciano interesado en meter a la ciudad de Murcia, para ello han aprovechado ciertos restos arqueológicos aparecidos hace algunos años en la pedanía de Algezares para enganchar la capital al carro de Teodomiro.

          Otra interpretación que algún que otro historiador saca del Pacto es la posible independencia dCuadro de pueblose la Kora del resto de España. Un principado o reinado autónomo cuyo rey era Teodomiro b. Gandaris y su capital Orihuela. El argumento que dan para esto es la negociación y firma del Pacto a cargo de este conde godo con los invasores. Esto lo que consideran como un hecho de independencia del territorio. Pero no hay tal independencia, la razón es que la península había sido invadida por los árabes y su rey, Rodrigo, muerto dos años antes en la batalla de Guadalete.

          Bajo mi punto de vista, después de las ciudades, hay un párrafo de suma importancia en este texto: «…de que no se les impedirá la práctica de su religión, y de que sus iglesias no serán quemadas ni desposeídas de los objetos de culto que hay en ellas;…» De esta frase podemos preguntarnos, en lo que concierne a Mula, ¿dónde está esa iglesia? Según cuenta la leyenda, tras la reconquista cristiana un labrador que estaba haciendo las labores de la tierra, cavando cerca de unos olmos encontró una imagen de la Virgen. Desconocemos si el lugar donde se encontró dicha imagen fue el mismo que se eligió para levantar posteriormente una ermita la cual fue dedicada a la Virgen de los Olmos. El franciscano Ángel Molina y Castro en su obra de la crónica del Real Monasterio de la Encarnación del año 1777, dice haber visto un manuscrito en el archivo del monasterio en el cual la torre de la ermita ya existía en 1343. Tras la fundación del monasterio la ermita fue transformada en el actual convento de las monjas.

          No podemos dudar que esta efeméride es un recuerdo muy importante para los pueblos que figuran en el manuscrito y Región de Murcia en general, ya que todo el actual territorio de la Comunidad formaba parte de esa Kora de Tudmir que 1300 años antes entregaron los visigodos hispanos a los musulmanes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s